La cocina de México nunca deja de sorprendernos y en este artículo hablaremos sobre un tamal muy especial, considerado el tamal de los tamales, el Zacahuil.

De él se pueden alimentar decenas de personas y tiene su origen, como todos los tamales en la época precolombina.

Su nombre proviene del náhuatl que significa bocado grande, y no cabe duda de por qué lo llaman así. Su preparación es sinónimo de festividad y generalmente se prepara en convenio con muchísimas personas, siendo más común en la región de la Huasteca.

En este artículo te enseñaremos como preparar uno (muchísimo más pequeño que el tradicional de 5 metros de largo) pero sin duda alguna será igual de delicioso que este tradicional platillo.

Ingredientes para el zacahuil

Si quieres llevar a cabo uno de estos enormes tamales en tu propia cocina, sólo deberás tener los siguientes ingredientes:

  • ½ Cebolla Asada
  • 6 Dientes de ajo asados
  • 6 chiles guajillo
  • 4 chiles morita
  • 10 chiles anchos
  • 2 kg de masa de maíz
  • 2 ½ tazas de manteca de cerdo, o en su defecto, aceite vegetal.
  • 1 kg de pulpa de cerdo cortada en cubos de aproximadamente una pulgada
  • 4 cucharadas de polvo de hornear
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 hojas grandes de plátano frescas
  • 1 bolsa para hornear pavo.

Preparación del Zacahuil

  1. Debes haber limpiado los chiles y dejado reposar en agua tibia por 30 minutos para que se ablanden, luego los meterás en la licuadora junto con la cebolla y los ajos. Para licuarlo usa preferiblemente el agua donde se ablandaron los chiles.
  2. Bate la masa con la manteca y el polvo de hornear hasta que esté todo perfectamente incorporado en una mezcla homogénea.
  3. Pasa por la estufa encendida las hojas de plátano extendidas rápidamente, de esta manera se pondrán brillantes y serán más fáciles de manejar. Antes tienes que haberlas lavado con abundante agua.
  4. Toma un refractario y cubre con las hojas, la idea es que cuelguen de todos sus bordes.
  5. La mitad de la masa ya preparada se coloca sobre las hojas de plátano, se extiende sobre esta la carne de cerdo, se cubre con la salsa de chiles ya preparada y sobre esta se coloca el resto de la masa
  6. Cubre con las hojas que colgaban el tamal por encima, luego lo debes hornear por unas 2 ½ horas a 180 ºC. Pasado ese tiempo, lo descubres y verificas que la carne esté cocida, si es así, sácalo del horno y deja reposar por unos 15-30 minutos hasta que esté duro.

Es muy sencillo de realizar, y no deberás abrir un hueco en la tierra para llevarlo a cabo ¿Por qué no lo pruebas?

El misterio sobre el Zacahuil

Existe la leyenda de que un tamal de este tamaño fue elaborado con la carne del líder Huehutli quién habría sometido a los huastecos a muchísimas atrocidades por mucho tiempo.

Según los pobladores, la leyenda dice que las mujeres comieron de este Zacahuil fueron sobre todo, aquellas que fueron ultrajadas por este aborrecido líder, como medio para poder recuperar la honra que habían perdido.

No se sabe a ciencia cierta si esta leyenda es verdad o mentira, lo que si es que es una tradición de la región Huasteca.

El original se cocina en un horno elaborado en barro, sino dentro de un gigante hoyo en la tierra. Evidentemente está hecho con mucho chile, y masa de maíz.

A diferencia de otros tamales,  a esta masa le quedan trozos sin moler, por lo que es una masa un poco más gruesa que las convencionales. Se enrolla en una gruesa capa de hojas de papatla o en su defecto hojas de plátano. Tarda en cocinarse de 10 a 15 horas.

Generalmente los venden por trozos pequeños en los mercados tradicionales, por lo que si se visita a los huastecos, es posible que se tenga la oportunidad de degustar uno.

Te Gusto La Receta

Puntuación Media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero.

Dejar un comentario