Salsa de habanero

Cuando se habla de la gastronomía, para efectos del turismo, es muy importante, debido a que los platos y comidas típicas, son la principal razón por la que muchos viajan a un país.

Pues bien, en cuanto a esta gastronomía, hay una nación que se destaca, la cual es México, quien en los últimos años ha creado distintos tipos de platillos, ricos en salsa y en contornos únicos.

Sin embargo, entre estas mismas salsas y contornos, se puede definir como la mejor de todas las salsas de habanero, ya que permite poder disfrutar de forma idónea todo lo que es la cultura gastronómica de México:

Ingredientes

Los distintos ingredientes que se necesitan para esta salsa, son tan sencillos que se pueden ver simplemente abriendo la alacena de cualquier hogar, estos son los siguientes:

  • 8 chiles habaneros (puedes usar cualquier variedad)
  • 1/2 taza de jugo de naranja fresco
  • 3 cucharadas de jugo de toronja fresco
  • Algunas gotas de lima o jugo de limón (4 o 5 gotas estará bien)
  • 2 dientes de ajo
  • Sal al gusto

De todos estos ingredientes, hay que destacar que cuando se habla de jugo de naranja, se refiere a uno donde la fruta que se utilizara para prepararlo, debe ser dulce pero no de manera excesiva.

Tambien se tiene que tener especial atención en cuando a la salsa picante que se hará, ya que las misma puede quedar excesivamente picante, lo cual haría que quien lo deguste tenga una mala experiencia gastronómica.

¿Cómo se prepara?

Pues bien, lo primero que se debe hacer es comenzar a cocinar los chiles y el ajo a todo lo que da la cocina, combinándolo preferiblemente con aceite a baja cantidad en un sarten.

Luego, de que estos estén completamente cocinados, se deben sacar del mismo, para comenzar a pelar los ajos, después se dejan que se enfrié, lo mismo se hará con el chile, solo que este no se pelara.

Siguiendo con la receta, se colocan estos dos últimos componentes en la licuadora, esperando a que los mismos se combinen en cuanto a su sabor y gusto, para que de esta manera se tenga la esencia esperada en el platillo

Después, se debe proceder a combinar el jugo de naranja, con uno de limón y de toronja, ya que estos tres poseen la capacidad de dar esa calidad cítrica en el platillo, y se combinan con lo resultante de la mezcla chile-ajo.

Cabe destacar que esta misma debe ser un poco espesa, por ello, es que lo mejor seria colocarle pocas gotas de jugo, luego solo se tendrá que colocar en un platillo hondo con el contorno y listo, a comer se ha dicho.

¿Cuál es la mejor forma de degustar este platillo?

Pues la verdad es que dicho platillo se puede degustar de forma simple con una bebida del tipo alcohólica, ya que la misma le dará ese toque de elegancia a la salsa de habalero y al componente al cual se le coloque.

Sin embargo, al hablar de la decoración de la salsa, lo mejor sera colocarle un chile entero en el centro de la mezcla resultante, algo que se podrá ver como sencillo y a la misma vez practico.

Por último, se deberá colocar la salsa en el contorno que se desee, aunque lo mejor es sin duda alguna colocarlo junto con tamales, así como también con alguna tortilla de taco.

Estas dos son las mejores opciones, debido a que concentran ese sabor que se desea al hacer la salsa de chile habanero, y listo, ya se tendrá un platillo, elegante, único y delicioso.

1 Comment

  1. Me gusta la receta,sin embargo para simplificar es mejor usar la naranja agria en lugar de la acidez provocada por la naranja y la toronja combinada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*