Receta para preparar Buñuelos

En este caso, los buñuelos mexicanos en apariencia al menos, distan mucho de otras presentaciones en las que se pueden apreciar los buñuelos; que suelen ser pequeños, y redondeados o amorfos.

Los buñuelos en México tienen forma más bien de tortilla, aplanada y redonda de gran diámetro. Pueden ser comidos como una merienda normal; sin embargo es en otros momentos donde se les ve con más regularidad.

Usualmente son cocinados y vendidos durante las festividades mexicanas, fechas importantes como el Día de la Independencia y otras fechas patrias, y también durante fiestas religiosas.

Por último, se puede destacar que muchos los prefieren acompañados de chocolate o de un almíbar hecho a base de piloncillo o papelón y canela.

Ingredientes

  • 2 tazas de harina.
  • ½ taza de leche.
  • ½ cucharadita de sal.
  • ½ cucharadita de polvo de hornear.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 2 cucharaditas de vainilla.
  • Aceite para freir.

Para el Jarabe de Piloncillo

  • 1 taza de agua.
  • 4 onzas de piloncillo.
  • ½ cucharadita de ralladura de naranja.
  • ½ cucharadita de ralladura de limón
  • 1 rama de canela.

Preparación de los buñuelos

  1. Mezcle todos los ingredientes secos y agregue lentamente la leche, el huevo y la vainilla hasta hacer una mezcla homogénea un poco pegajosa. Luego divida la masa en 8 partes iguales y resérvelas en el refrigerador.
  2. Después de 30 minutos sáquelos del refrigerador y aplánelos lo más que pueda, fría cada buñuelo en suficiente aceite para que se pueda cocinar por ambos lados.
  3. Para el jarabe coloque a hervir el agua a fuego lento junto con el piloncillo, la canela y las ralladuras. Luego de que se disuelva el piloncillo cuele el jarabe. Y viértalo sobre los buñuelos ya fritos.

Los buñuelos son una de las recetas más difundidas por Latinoamérica, donde vemos que guardan ciertas similitudes al ser realizados de país en país y donde absorben parte de la cultura.

Sin embargo en México los buñuelos son un dulce bastante especial y que puede ser muy distinto a los otros buñuelos de otras partes del mundo.

Si usted quiere saber exactamente a qué se refieren los mexicanos cuando hablan de buñuelos, no se puede perder de este artículo.

¿Cuál es la historia de los buñuelos?

Se sabe que los orígenes de los buñuelos probablemente se remontan a los romanos, que se cree que pudieron haber creado platos parecidos usando el trigo y la manteca de cerdo.

Sin embargo la primera sociedad de la que se sabe que sí crearon buñuelos es la “Morisca” una etnia que habitó la península ibérica, en lo que son actualmente los países de España y Portugal, puntualmente en la porción que estaba más al sur.

En teoría estas poblaciones eran bastante humildes y los buñuelos eran una forma económica de darse algún gusto; un postre que luego empezaron a comercializar.

Luego se cree que esta tradición fue tomada por los gitanos. Quienes hicieron de estos platillos fritos y dulces un postre emblemático y representativo de ciudades al sur de España, como Sevilla.

Y así es como llega esta tradición a Latinoamérica, a través de la conquista los españoles traen una de sus costumbres que con el tiempo se fue mimetizando y formando parte de la rica cultura de los pueblos latinoamericanos.

En esencia ¿Qué es un buñuelo?

Es difícil a estas alturas decir que un buñuelo es tal o cual cosa; con los grandes cambios culturales, algo que llegó con cierta forma al Continente Americano, con el pasar del tiempo se ha ido modificando.

Poco a poco ha ido absorbiendo parte de lo que cada población es, de la representa, en algunos lugares son una comida especial de alguna fiesta en particular, en otros son salados, en otros se comen solos y a veces hasta rellenos.

Básicamente los buñuelos son masas de harina que se fríen en aceite para conseguir una especie de biscocho crujiente. Este puede tener ingredientes como huevo, levadura, queso, leche.

A veces le agregan otros cereales como el maíz o verduras y frutas como zanahorias, calabazas o manzanas. Y quizá lo más dramático es que pueden ser hasta salados, conteniendo aliños, queso, o proteínas como pescado o carne.

A pesar de ello, a la hora de endulzarlos y darles sabor usan casi cualquier cosa como, miel, azúcar espolvoreada, almíbares, caramelos, entre otros.

Te Gusto La Receta

Puntuación Media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero.

Dejar un comentario