Las mejores frutas para realizar mermeladas

La mermelada es la denominación de una conserva de frutas cocidas en azúcar, la cual varía según la cantidad de ambos ingredientes. Es deliciosa al paladar y se utiliza para untar en panes, galletas, bizcochos, en la confección de algunos postres o para acompañar el yogur.

Es importante, que al momento de su preparación exista un balance entre la fruta y el azúcar, aproximadamente entre 700 gr a 1000 gr de azúcar por cada kilo de fruta, debido a que esta actúa como conservante.

Asimismo, hay que tener cuidado al momento de seleccionar la fruta, que no esté ni muy verde, ni muy madura, ya que darán como resultado una mermelada poco espesa, igualmente es necesario escoger el tipo de frutas que vas a utilizar y de eso te voy a hablar más adelante:

Consejos para elaborar mermeladas

  • Las frutas más utilizadas:

Las frutas tienden a variar según la temporada y el país, pero entre las más utilizadas se destaca la fresa, la frambuesa, la mora, el durazno, la manzana, el higo, la pera y la piña, también existen frutas más exóticas con las que se elaboran las mermeladas, como es el caso de las ciruelas, las uvas pasas, los melocotones, los albaricoques, tomates y zanahorias. 

  • Mermelada de fresas:

Para elaborar la mermelada de fresa, una de las preferidas por niños y adultos, necesitarás 1 kilo de fresas, limpias; 4 tazas de azúcar blanca y 1/4 de taza de jugo de limón.

En un recipiente amplio, tritura las fresas poco a poco hasta que consigas 4 tazas de fruta. En una olla, incorpora las fresas, el azúcar y el jugo de limón. Cocina a fuego bajo, sin dejar de remover, hasta que el azúcar se haya disuelto. Sube el fuego a alto y deja que la mezcla hierva, sin dejar de mover, estará lista cuando consigas la textura deseada.

  • Mermelada de naranjas y mandarinas:

Esta receta la puedes sustituir por los frutos cítricos de tu preferencia. Los ingredientes son: 3 naranjas, 400 ml de jugo de naranja, 2 mandarinas, 7 gr de gelatina sin sabor y edulcorante al gusto

Para la preparación, Lo primero a hacer es cortar las frutas con sus cáscaras en trozos muy pequeños, eliminando las semillas, luego colocas la fruta picada en una olla con el jugo de naranja y cocina a fuego medio, sin dejar de revolver con una cuchara de madera hasta que el líquido evapore. Luego se añade la gelatina disuelta en una cucharada de jugo de naranja o agua, incorporas el edulcorante, revolviendo constantemente hasta que hierva. Deja cocer unos minutos y lista.

  • Mermelada de guayaba:

Particularmente es una de mis preferidas y muy fácil de hacer, los ingredientes son guayabas maduras y azúcar en la misma proporción de la pulpa de guayaba que se obtenga.

Lo primero es lavar bien las guayabas, se pelan y se cortan a la mitad, luego colocarlas en una olla según y poner a fuego medio, verás que no se necesita incorporar agua, ya que las guayabas tienden a destilar gran cantidad de jugo, pero si vez necesario le puedes añadir 1/4 taza de agua por cada kilogramo de guayaba.

Retiras del fuego cuando las frutas estén blandas, luego agregas la preparación a la licuadora o al procesador de alimentos hasta obtener una pulpa. De seguida procedes a colar la pulpa por un colador para eliminar las semillas y las colocas en una olla con igual cantidad de azúcar.

Llevas a fuego medio y revuelves frecuentemente con una cuchara de madera hasta que se reduzca aproximadamente 1/3 de su volumen y haya alcanzado suficiente espesor. Conservas en la nevera en recipientes de cristal.

  • Conservación:

Una vez que ya sabes cómo elaborar tus mermeladas, debes tener en cuenta que para que se conserven las debes guardar dentro de frascos esterilizados y calientes, no llenar hasta arriba, siempre dejando un espacio, cerrarlo bien y refrigerar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*