11 trucos infalibles para preparar las mejores pizzas

Preparar las mejores pizzas con los siguientes trucos

La pizza está considerada como una de las comidas más difundidas del mundo, es uno de los platos que se hace de forma artesanal, y aunque su preparación es aparentemente sencilla, muchas veces encargamos pizzas para que nos las traigan hasta nuestras casas o las compramos congeladas para no tener que cocinarla.

La pizza tiene dos aspectos bien diferenciados. Por una parte, la masa, y por otro lado la cobertura donde prácticamente cualquier ingrediente puede ser utilizado, siempre que sea de calidad y que se combine los demás con cabeza y armonía.

11 trucos infalibles para preparar las mejores pizzas

  • Haz tu propia masa para la pizza:

El primer truco y el más básico es el de perder el miedo y lanzarse a hacer masa de pizza en casa.  El secreto está en la masa, eso es cierto, y debe ser fina, para hacer una buena masa de pizza necesitamos harina, agua, sal, aceite de oliva y levadura. No obstante, lo más importante una vez amasada todo bien debemos obtener una masa homogénea, que no se pegue en los dedos. Lo fundamente es dejarla reposar y taparla con paño húmedo y dejarla que repose por una hora.

  • Estirar bien la masa con un rodillo:

Para que la pizza sea fina y crujiente. No es necesario saber lanzar al aire la masa como un pizzaiolo italiano, ya que un rodillo te puede ayudar a estirar la masa para obtener un mejor resultado.

  • Utiliza tomates caseros para tu pizza.

Preparar tomate frito casero es muy sencillo y el sabor que se consigue para la pizza es muchísimo mejor que si usas tomates industriales. Adicionalmente, se puede comprar tomate frito, salsa de tomate ya elaborada o podemos optar por hacer nuestra propia salsa de tomate casera y, para eso, hay una cosa clave: elegir unos tomates de calidad. Marcará la diferencia.

  • Horneado perfecto:

Precalienta el horno a 220º durante al menos 20 minutos. Ya que vamos a hornear la pizza en un horno doméstico es importante que éste esté a muy alta temperatura para obtener resultados óptimos. De igual se recomienda usar una piedra de hornear o una base metálica especial agujereada para hacer pizzas.

Con estas bases conseguirás que la base de la pizza se hornee a mucha temperatura haciendo un efecto de corteza crujiente que además ayudará a sujetar las porciones de pizza con la mano sin que se doblen.

  •  Utiliza queso mozzarella di bufala campana:

La auténtica mozzarella italiana es una bola de queso que viene en una bolsa hermética con su suero. Se utilizar pellizcando el queso y repartiéndolo por la base de la pizza. Puedes usar otros quesos si lo prefieres, pero si quieres una pizza auténtica, éste es el que debes utilizar.

  • Añadir aceite de oliva antes de hornear:

El aceite de oliva es un excelente conductor de sabores y ayudará a integrar los de los alimentos que hayas utilizado para tu pizza. Con una cucharada o dos es suficiente así que procura que sea siempre Aceite de oliva virgen extra.

  • Poner orégano sobre la pizza al servirla:

Unas hojas de orégano son suficientes para perfumar una pizza. Cambia muchísimo el resultado de añadirlo a no hacerlo. Tenlo en cuenta la próxima vez que vayas a cocinar una pizza casera.

  • No hagas esperar a la pizza: 

Cuando la pizza esté lista hay que comérsela, bien caliente. Es una regla general de la cocina italiana, los comensales ya esperan en la mesa a que llegue la comida, nunca al revés. Así el queso está en su punto, se funde estupendamente y el pan está bien crujiente.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*