Asado de vacío a la parrilla

Vacío, así es llamado un corte de carne de res que se obtiene desde las costillas hasta la cadera del ganado, no es blando, es fibroso, es muy gustoso y la grasa que tiene es muy buena a la hora de ponerlo a la parrilla.

Para hacer un buen asado de vació a la parrilla, además de comprar una buena carne y saber hornear, usted necesita un buen carbón. De preferencia todos los que tienen mayor poder calorífico.

Ingredientes del Asado de vacío a la parrilla

  • 1 pieza de vacio cerca de 1,5 kg.
  • 5 dientes de ajo molidos
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • Sal gruesa a gusto

La preparación no podría ser más simple, después de retirar la carne del embalaje dejarla descansando frente al fuego durante unos 10 minutos.

De esta manera, al espetar la carne, se sellará al mismo tiempo, evitando que mucho jugo se escurra y se quede seca.

Ir girando la carne en la parrilla para sellar la pieza por completo. Cuando esto suceda, retírela del fuego.

Deje descansar por 5 minutos y corte en rebanadas finas con cerca de 2 cm de espesor.

Lleve todas las rebanadas de vuelta a la parrilla, salpicando con sólo un poco de sal gruesa cada una. Una vez que brote sangre en la parte superior de cada filete, gire y deje asar el lado opuesto por el mismo tiempo.

Después de girar, mientras se espera la carne finalizar, se procede a preparar el ajo en la mantequilla. En una olla o sartén, agregar los 5 dientes de ajo y derretir la mantequilla a la par.

Servir aún caliente la carne y agregar la salsa de mantequilla y ajo.

Recomendaciones

No colocar la carne en la barbacoa antes de que todo el carbón esté en brasa ya que la quema inicial libera alquitrán y este a su vez es altamente tóxico.

Al hacer el fuego, es importante dejar un área de fuga, con calor menos intenso.

Para que se pueda poner a la parrilla carnes delicadas como el vacío.

Esto se hace concentrando las piedras sólo en uno de los lados de la barbacoa.

Procurar saber siempre la procedencia de la carneya que el ganado debe estar supervisado y cumplir con ciertos permisos de sanidad.

Es preferible comprar aquellos que tengan el sello de inspección, y buscar marcas confiables.

Al salir para comprar carnes siempre hay que tener en el coche una bolsa térmica o una caja de espuma, pues la oscilación de temperatura es altamente perjudicial para la conservación de las carnes.

Retirar las piezas de refrigeración sólo 30 minutos antes de iniciar la barbacoa.

Es importante tener en cuenta

Para un buen parrillado de carne debemos trabajar con porciones menores (400 a 600 gramos), trabajando siempre con fuego fuerte. Si tenemos poco calor, la carne tarda más en cocinarse y puede perder su sabor.

Al cortar una carne es importante visualizar el sentido en que corren las fibras, sobretodo el vacío ya que es una carne sumamente fibrosa.

Lo correcto es colocar el cuchillo en un ángulo de 90 grados contra las fibras.

De esta manera, dejamos el trabajo más difícil, que es cortar los haces musculares, para el cuchillo.

Haciendo así que los dientes sólo tengan que separarlos.

No retire la grasa del corte antes de la preparación, ya que esto perjudica la apariencia, la suculencia y el sabor. La grasa se puede quitar después en el plato.

No sale la carne con antelación, ya que reducirá la suculencia del corte. Utilice la sal fina o entrefina con moderación después de que el corte ya esté sellado.

Tenga siempre en cuenta que en la parrilla, un minuto de fuego más o menos hace toda la diferencia en el punto de la carne.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*